domingo, 8 de enero de 2017

8ª REUNIÓN NACIONAL SK (II) "INVIERTE EN SALUD EMOCIONAL, POR TI Y POR LOS TUYOS. CONSUME BIENESTAR VITAL"


Esta es la segunda entrega que hacemos donde os presentamos algunas de las principales ideas de la conferencia del Prof. José Antonio Guallar Claver, psicólogo y experto en terapias psicológicas de tercera generación, como la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT, por sus siglas en inglés). 

Os invitamos a tomar sus enseñanzas como un propósito para este año recién comenzado.

Como comentábamos en la anterior entrada, Guallar nos deleitó con una beneficiosa sesión acerca de la TERAPIA DE TERCERA GENERACIÓN: ACT (ACCEPTANCE AND COMMITMENT THERAPY). Una de las aplicaciones prácticas de esta terapia consiste en que la persona busque lo que hasta ahora ha tratado de hacer para solucionar sus problemas y reconozca que no le ha servido. No sirve de nada seguir utilizando esas mismas estrategias para resolver las dificultades.

Se pretende romper con aquellas estrategias de evitación que utiliza la persona para solucionar los problemas y que están contribuyendo a parte del mantenimiento de los mismos. Frecuentemente ocurre con aquellos sentimientos o pensamientos dolorosos que nos causan sufrimiento. Una de las estrategias que tomamos es luchar para liberarnos de ellos, pero cuanto más lo hacemos, más desbordados nos encontramos. El reto es entrar en contacto con aquello que estábamos tratando de evitar.

El enfoque no está en modificar el contenido de nuestros pensamientos, emociones, recuerdos, y otros sucesos internos, sino en cambiar la relación que tenemos con ellos. Esta relación distinta con nuestras experiencias internas hace que éstas no se conviertan en un obstáculo para la vida que deseamos.

ACEPTAR significa responder activamente a las emociones, reconociéndolas y expresándolas, tanto las negativas (miedo, ansiedad, ira, asco,…) como las positivas (felicidad, humor, amor,…). 

Un concepto muy cercano a la Terapia de Aceptación y Compromiso es la inteligencia emocional. La inteligencia emocional se define como la habilidad de comprender y manejar nuestras emociones y las de quienes nos rodean, de la forma más satisfactoria y conveniente. Así mismo, afín a la inteligencia emocional está el concepto de autoestima. La autoestima es una actitud positiva hacia uno mismo, ser capaz de comprenderse, aceptarse y respetarse.

Por otro lado, la terapia ACT nos sugiere total atención a la experiencia en el aquí y ahora

¡Usted está enfermo, padece una vida normal! La terapia ACT nos propone: 

1. Centrarse en el presente: Sentir las cosas tal y como suceden (exposición psicológica)

2. Apertura a la experiencia y los hechos: supone poner delante aspectos emocionales, sin prejuicios,  frente a la interpretación.

3. Aceptación radical y no valorativa de la experiencia

4. Elección de las experiencias, decidiendo en que implicarse "tú decides".

5. Control indirecto y renuncia al control directo. No se trata de reducir el malestar, el miedo, la ira o la tristeza, sino de experimentarlos como tales. No quitar el malestar a toda costa, sino intentar vivir con él.

En definitiva, si queremos sentirnos mejor con nosotros mismos y con los demás, no sirve seguir llevando a cabo aquellas estrategias que no nos funcionan. La Terapia ACT nos ayuda a situarnos en el presente, abriéndonos a nuestras experiencias, aceptándolas y decidiendo cuáles son las más convenientes para nosotros, intentando convivir con el malestar, que, en definitiva, está la vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

PARA PUBLICAR COMENTARIOS:
Si seleccionas Anónimo en el desplegable no aparecerá ninguna información de tu perfil. Los comentarios se publicarán después de la supervisión de las autoras del blog. Gracias.